Caminata en el cerro Pelao, Tafí del Valle, Tucumán, Argentina Argentina / Fotografías / Historia de una foto / NOA / Viajes

Por diferentes razones a Tucumán sólo la conocía desde la ventanilla de un camión o a lo sumo haciendo dedo-autostop en el peaje de Florida.  Por eso cuando mi amigo de Rosario donde pasé los dos primeros días de este #RumboNorte, me consiguió un boleto de tren a San Miguel de Tucumán, supe que era otra jugarreta del croupier de los caminos que quería que visitara los “Valles Calchaquíes”, y ya se sabe,si el croupier lo quiere, yo sigo los destinos de su ruleta.
Así fue que tras una noche en San Miguel, llegaba a Tafí del Valle, un pequeño poblado hoy muy turístico que se destaca por su clima y vegetación.

 

Entre las atracciones que posee Tafí, se encuentra el cerro Pelao.  Un sitio óptimo para quienes amamos las caminatas por los cerros.
Cerro Pelao, Tafí del Valle, Tucumán, Argentina – Rumbeando por Ahí

Cerro Pelao

Este cerro se eleva a 2.680 m.s.n.m. y divide en dos al Valle de Tafí ofreciéndonos unas vistas del pueblo y sus alrededores espectaculares.

Cerro Pelao, Tafí del Valle, Tucumán, Argentina – Rumbeando por Ahí

 

Partiendo desde el pueblo junto con dos amigas comenzamos el ascenso a la primera parada, una cruz, donde tuve la sorpresa de encontrar un divertido grupo de monjas.

Habiendo descansado unos minutos seguimos la marca por senderos identificados con marcas rojas hasta que estas desaparecieron.  Nos habían advertido que no se podía hacer uno de los circuitos de unos 15Kms porque era territorio que estaba en litigio con las comunidades aborígenes de la zona.  Entonces para no caer en infracciones o agraviar a alguien, optamos por caminar uso cientos de metros más allá de la última marca y dar vuelta a nuestra marcha.

Cerro Pelao, Tafí del Valle, Tucumán, Argentina – Rumbeando por Ahí

Nuestro norte lo marcaba El Mollar, otro poblado distante a 4 Kms. de Tafí y el lago artificial. Siguiendo ese rumbo deberíamos encontrar el cementerio y bajar hacia él si no queríamos volver sobre nuestros pasos y eso hicimos.
Caminamos, buscando los restos fecales, la bosta de los animales.  Como s sabe, si los animales van por ahí es buen terreno para caminar.
A veces perdíamos el rastro, de repente frete a nosotros una quebrada abrupta nos obligaba a bordear el precipicio y buscar un punto más óptimo para el descenso pero seguíamos confiados de que nuestro norte estaba ahí.

Cerro Pelao, Tafí del Valle, Tucumán, Argentina – Rumbeando por Ahí

 

El cementerio y la lluvia

Cuando divisamos el cementerio, también comenzó a caer sobre nosotros unas pesadas gotas de lluvia, que debo confesar: me dieron mucho miedo.  Ya era tarde para regresarnos, sólo nos quedaba avanzar en el frío que se hacía notar.
Por suerte no llovió tanto como amenazaban las nubes.   Verdad que mantener la marcha mojados, con el viento frío como hielo, hubiera puesto en peligro nuestras vidas y si estoy exagerando, seguro, seguro que la íbamos a pasar mal.

Cerro Pelao, Tafí del Valle, Tucumán, Argentina – Rumbeando por Ahí

Como sea y más allá de todo la pasamos genial.  Fue una experiencia muy linda y divertida.  Al fin el sol salió con fuerza otra vez y ya sobre suelo plano, sobre el camino emprendimos la vuelta al pueblo…
 
Más Fotografías en la Fan Page
 

Te gustó el post, te gusta el blog y te gustaría colaborar para que otros también lo conozcan!?  Entonces, lo compartirías en las redes sociales en las que participás? También me gustaría saber tu opinión, dejame un comentario!!!

Me sentiría halagado si te sumás con tu “ME GUSTA” en Facebook o me seguís en Twitter

Al final de la entrada podrás escribir tu correo electrónico para recibir por email las entradas cuando se publiquen

Muchas gracias por tu visita, te deseo buenos rumbos!!! 😀


Comentarios

  1. ¡Interesante caminata y bonitas imágenes! En que época del año?

  2. Definitivamente muy bello ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  3. Definitivamente muy bello !!!!!!!!!!!!!!

  4. Hola! Gracias por el relato! Sabés si se podrá acampar en el cerro?

    • Hola Nico!
      No sé ahora pero en aquel momento el cerro o parte de él estaba en “litigio” entre comunidades aborígenes y no se permitía acampar pero estoy seguro que hay lugares agrestes para hacerlo!
      Aunque claro con mucha responsabilidad porque pueden hacer mucho daño con un incendio u otro accidente involuntario me explico!
      Abrazos y suerte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>