Celebración del pesebre en Humahuaca Argentina / NOA / Viajes

En Tilcara me habían hablado del pesebre, es más, me decían “ahora lo vas a escuchar” y efectivamente alrededor de las siete de la tarde se podía escuchar el avance de una marcha al son de trompetas, trombones y bombos.  Unas de esas tardes de paseo por Tilcara en la que terminaría en el pucará me había cruzado con una columna de niños y niñas que bailaban y marchaban mientras otros llevaban en un moisés al niñito Jesús, un muñeco o muñeca vestido para la ocasión.

Le llaman la “celebración o adoración del pesebre”, me explicaban que estos pesebres son como comparsas, grupos, digamos, que se reúnen y cada grupo adquiere un nombre según el interés de quien la crea o dirige.
Por una y otra razón nunca seguí al pesebre en Tilcara y pensé que aquello que me habían contado como que este grupo marchaba y al llegar a una de las iglesias presentaban su adoración que constaba básicamente de bailar y en torno de un palo lleno de cintas que a medida que bailaban y cantaban van trenzándolo.
Pensando que ya no vería esta festividad tan típica del norte como sincrética  llegué a Humahuaca.  Cuando decidí quedarme aquí a pesar de que tenía pasaje seguro a Yabi, en Jujuy; me bajé en la ruta, a unas cuadras de la entrada.

 

En cuanto encontré a alguien a quien preguntarle como llegaba al centro, éste me dijo que me tomara el colectivo y mientras esperaba, me cruzo con tres niños de unos siete u ocho años, vestidos como marineros.  Podría pensar que estaba alucinando o bien que las rutas me habían transportado al otro lado de la cordillera y me encontraba en alguna costa chilena pero no, aun estaba en Argentina y para ser exacto, en Humahuaca.
Cristo marinerito

 

Pero por qué, en medio de la quebrada estos jóvenes vestían de forma tan particular.  Sólo restaba preguntar y salir de dudas.  Los marineritos me contaron que eran parte de una comparsa (“Los Marineritos) y me dijeron que hacía las 19Hs ellos estarían llegando al centro de la ciudad para la adoración del pesebre.

 

Convidado a verlos, tomé nota de la hora y lugar puesto no me quería perder tamaña manifestación de fe y sincretismo cultural.

 

A la hora señalada, desde muchas cuadras podía escuchar el avance de un grupo de música que al son de instrumentos de viento, bombos y redoblantes llamaban la atención de toda Humahuaca.

 

¡Salí a buscar la música y la encontré!  Pero no sólo se trataba de música, sino de cientos de marineritos que danzaban y cantaban.  Ellos venían navegando desde
lejos, desde el barrio 22 de agosto, y doy fe de que es lejos porque desde él llegué
al centro en colectivo y su recorrido no fue precisamente corto.

 

Los marineritos, venían acompañados por otro grupo, el pesebre San José, que
respondía a la iglesia en la que se concentraron y entraron a misa.  Los cientos de marineros, no sé si por cantidad o por qué, permanecieron en la plaza de enfrente.

 

En la plaza, tuve la oportunidad de hablar con Karen, una de las tantas chicas encargadas de grupo.  Porque como digo estamos hablando de cientos de nenes y nenas de toda edad y por ende requieren cuidado y responsabilidad de parte de quienes promueven el grupo.

 

La joven me contó que al pesebre lo había armado su prima, hace unos cuantos años atrás y que era un homenaje a su hermano, quien gustaba de todo lo relacionado a la marina; pero ella no pudo darme más datos al respecto alegando que era una “historia muy larga”.  Razón por la cual dejé volar mi imaginación y armé mi propia historia posible: “que aquel primo y hermano fue uno de los muertos en Malvinas en el Belgrano y de ahí el homenaje”.  Sea que haya acertado o no, podría ser un lindo homenaje a aquellos combatientes no.

 

Lo que si estaba en condiciones de contarme era como se conformaba el extraño grupo.  Me supo decir, siempre con la mirada atenta sobre los pequeños, que los niños/as son convocados cada 24 de diciembre hasta el 6 de enero a las 16Hs para ensayar los pasos de baile y un par de horas después hacer su presentación y que cada día se presentaban dos grupos por vez.

 

Le pregunté sobre la ropa.  Las boinas se las hace el grupo y que ellos sólo deben llevar una remera blanca, no es intención que se pongan en gastos ya que a cada grupo entra todo aquel que lo desee sin restricción económica, social o edad.  Más aun, todos tienen libertad de elegir su grupo cuando quieren, por eso es que en Los Marineritos no sólo participaban habitantes del 22 de agosto sino de otros barrios también.

 

Terminada la misa, los dos grupos se formaron sobre la calle y otra vez a danzar y al ritmo de la banda marcharon a un complejo donde terminarían dando su ofrenda o celebrando el pesebre.

En mi ignorancia, pensé que seríamos pocos los que nos encontraríamos viendo el “espectáculo” pero no, en el complejo ya aguardaban unas setecientas personas de toda edad.  Obvio, lo que para mí podía ser algo pintoresco y sincrético para las comunidades de nuestro norte la celebración no es un gancho turístico.  Es más, ellos ni recalan en nosotros.  Lo que me parece re bien.

Cómo sea, estaba descubriendo un norte que desconocía y…, es maravilloso!!!Los invito a clickear estos links para ver esta fiesta y disfrutarla con ellos!!!
http://www.youtube.com/watch?v=VCia_4bDUsA&list=TLakvHGmYysJHTBEM02KdzI-8vosEDze0V

http://www.youtube.com/watch?v=OGOuYHzJ76E&list=TLakvHGmYysJHTBEM02KdzI-8vosEDze0V

Te gustó el post, te gusta el blog y te gustaría colaborar para que otros también lo conozcan!?  Entonces, me gustaría saber tu opinión.  Dejame un comentario!!!

También  podés compartirlo en las redes sociales en las que participás.  Me sentiría halagado si te sumás con tu “ME GUSTA” en la Fan Page de Facebook  o me seguís en Twiter. 

Muchas gracias por tu visita, te deseo buenos rumbos!!! J


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>