Maestro de viaje Bolivia / Viajes
Maestros, profesores, educadores somos muchos por todo el mundo y sin lugar a dudas hay algo que nos une: la pasión y el deseo de enseñar dónde sea y como sea.   Este relato es un homenaje a todos esos maestros que me encontré viajando y para todxs aquellos a los que deseo conocer!!!

 
Alejandro con quien poso en la foto es un profe, un educador que conocí cuando andaba rumbeando por Bolivia y el crupier del camino me ofrecía un impensado destino.  Uno que ni siquiera había llamado mi atención en las cientos de veces que repasaba el mapa boliviano.

Lo conocí en la kombi que me llevaría a Curahuara de Carangas.  Un alto obligado en mi camino a Sajama. Él viajaba junto a Heidi, su pequeña niña, que atrajo mi atención convidándome alguno de sus caramelos. El camino se hacía largo, tedioso y jugar con Heidi, sumada la sonrisa cómplice de su padre le dio un color especial al viaje y abriría un dialogo tácito entre nosotros.
Cuando llegamos al pueblo Alejandro me aconsejó donde alojarme y acto seguido me sorprendió invitándome a ir a su casa: ¡Dejá la mochila y vamos a dar un paseo que te voy a enseñar algo del pueblo!
Al cabo de media hora busqué su casa, “la casa celeste”, tal como me había indicado y me lo encontré en la puerta, esperándome.
Curahuara de Carangas

Iniciamos la caminata y tres cuadras después estábamos frente a una iglesia del siglo XVII al pie del cerro por el que subimos siguiendo un vía crucis hasta la cima. Allí, en lo alto tuve mi primera clase con este maestro.  Desde lo alto observamos el pueblo.  Hablamos del cuartel militar, que le ha hecho mala fama al poblado mientras observábamos a un escuadrón haciendo sus prácticas militares.  Se supone que en el patio del cuartel miembros del MNR (Movimiento Nacional Revolucionario) fueron asesinados allí y que este cuartel era la cárcel perfecta para evitar escapes.
Curahuara de Carangas

Curahuara se encuentra dentro de una gran pampa por lo que el terreno llano visto desde lo alto y el día despejado nos permitía
alcanzar con la mirada el Illimani, cerca de La Paz.    Seguíamos en la cima del cerro y ahora le dimos la espalda al pueblo para contemplar  otro cerro cercano.  Uno muy particular por cierto porque tiene forma de “torre de ajedrez”  Conocido como el “Pucará Monterani”, hoy, un volcán extinto.
Pucará Monterani – Curahuara de Carangas

Para cuando me quise dar cuenta el sol apenas alumbraba y debíamos descender pero antes, Alejandro me señaló el camino de diez kilómetros que hacía diariamente en mula para llegar a su escuelita.  Me habló de sus chicos, qué algunos venían caminando de mucho más lejos que él para estudiar.  En aquel momento, otra vez lamenté profundamente no poder estar viajando sin tiempo y así tener oportunidad de visitar la escuela.  Recién en una semana los chicos retomarían sus clases y para entonces yo ya estaría en Argentina, también en las aulas, enseñando como Alejandro.
Con la noche en nuestras espaldas regresamos a la casa celeste.  Alejandro abrió la puerta y para mi sorpresa: un almacén.  Claro, en Bolivia como en Argentina y otros países del mundo los docentes somos mal remunerados y aquel profe y su esposa compensaban sus ingresos con las ventas de diversos alimentos.
 Curahuara de Carangas

Lo extraordinario fue que mi profe, sí, digo “mi profe” porque en ese momento además de “aprendiz de viajero” me torné alumno.  Alejandro me pidió que lo esperara mientras él iba a buscar su computadora para mostrarme un video, que en realidad fue un documental de una hora sobre la región.
Me fui del almacén tomando nota de cuanto me había enseñado y aconsejaba para no perderme en los cerros.  A la mañana siguiente no podría acompañarme  y ambos lo lamentamos.  Nos hicimos la foto que precede este relato, nos dimos un fuerte abrazo y nos despedimos con la promesa  de volvernos a ver…
 

Te gustó el post, te gusta el blog y te gustaría colaborar para que otros también lo conozcan!?  Entonces, lo compartirías en las redes sociales en las que participás? También me gustaría saber tu opinión, dejame un comentario!!!

Me sentiría halagado si te sumás con tu “ME GUSTA” en Facebook o me seguís en Twitter

Al final de la entrada podrás escribir tu correo electrónico para recibir por email las entradas cuando se publiquen

Muchas gracias por tu visita, te deseo buenos rumbos!!! 😀


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>