Te quejás, te arrugás Experiencias / Inspiración / Reflexiones
La queja es una acción intrínseca en el hombre.  A través de ella expresamos dolor, una pena o sentimiento.  También disgusto, disconformidad o enfado.
La queja a lo largo de la historia ha motorizado cambios extraordinarios.  Reveses en la vida cotidiana de las personas como en la política mundial.  Justamente hoy, por citar un ejemplo, hace veinticinco años caía el Muro de Berlín.
Guay que si esta caída no fue producto de años de angustia y disconformidades de millones de personas por todo el mundo!

Más te quejás, más te arrugás

En Argentina usamos la expresión “arrugar” para dar cuenta de que tal o cual persona o uno mismo no se animaron a hacer algo
que deseaba.  En palabras simples: sentimos miedo.  Dudamos y no actuamos.  Desconfiamos y probablemente nos invada la incertidumbre y ante esa situación angustiante nos paralicemos: los miedos primen por sobre nuestras necesidades y deseos.

Palabras a nuestro quejoso interior

Son de quejarse!?  Se quejan a menudo!?  No sé, del trabajo; de la pareja; de tus empleados o tu jefe; de la economía del país; de si tenés o no tenés dinero para viajar o comprarte un 0 Km, lo que sea.  Seguro que de algo te quejás.  Yo me quejo.   Uf, que si me quejo!  He llegado a la conclusión que soy un “quejoso crónico” y lo peor de todo, es que me arrugo. Me doy cuenta que más me quejo, más me arrugo (recuerden la acepción del verbo “arrugar” del comienzo)  Pero también, concluyo que está pasando el tiempo.  Si mañana lunes: otra vez me quejo de que es lunes, que comienza otra semana laboral y sólo deseo la llegada del fin de semana.  Qué habré hecho de esos cinco días!?  Cuál será el resultado al próximo sábado?  Habré vivido cinco días más de una vida que parece larga pero que es corta como efímera.  Seguro la viviremos, los quejosos, tortuosamente, angustiosamente y arrugados.
Sin darnos cuenta que nuestro cuerpo, nuestra vida, es como la hoja de papel en el que escribimos nuestra historia

La queja, los viajes, los sueños y un enorme etcétera

La lista podría ser enorme.  Pero aquí nos centraremos en “amor, viajes y sueños”: palabras que son sinónimos en los diccionarios apócrifos.  Todas estas palabras no son casuales.  Desde amigos, pasando por mi novia (si la tengo) y hasta lecturas me han dicho: “dejate de joder, dejate de quejarte: VIVÍ”
 Pero he hecho caso!? No!  Posiblemente vos tampoco.  Por eso yo escribo esto y vos te identificás un poco con estas letras a lo mejor.  Por eso me estoy escribiendo a mí.  Porque al fin y al cabo que es Rumbeando por Ahí, sino una especie de bitácora de viaje para la memoria, para recordarme y alentarme a seguir.  A seguir soñando… 
NO TE RINDAS
 QUE LA VIDA
ES ESO,
CONTINUAR EL VIAJE,
PERSEGUIR TUS SUEÑOS,
DESATRABAR EL TIEMPO,
CORER LOS ESCOMBROS
Y DESTAPAR EL CIELO
Mario Benedetti

Te quejás, te  arrugás y un día te das cuenta frente al espejo

Entonces aquí.  Hoy, me digo que no quiero seguir “arrugándome” de miedo.  Que no quiero ver mi rostro arrugado sin más.  Peor aún, no quiero ver mi cuerpo arrugado (léase con miedo).  El pecho estrujado, apretado por manos invisibles.  El daño salta a la vista.  Pero no es tarde.  El papel, la hoja donde se escribe la vida tiene espacios en blanco.  Muchos espacios en blanco donde escribir, describir esos lugares que hay por conocer.  Hay espacio para poemas que enamoren a la mujer de tus sueños, también hay lugar allí para los garabatos que te pueda regalar un pequeño…

VIVÍ, VIVAMOS

Viví, viajá, trabajá, soñá, lo que sea pero hagámoslo.  Bah!, Hacé lo que quieras!  Quién soy yo para decirte lo que tenés que hacer.  Pero yo, hoy le voy a hacer caso a los amigos, a la mujer que pretendo mi novia y a las lecturas.
Mañana será lunes y a mí que no me gustan los domingos, menos si llueve como ahora mismo,  y en un día como hoy, “quejándome” he dicho: “Prefiero la vida de viaje, donde los domingos y los días nublados no importan como tales, sino como otro día más en el viaje”  No me voy a quejar, no me voy a arrugar, ni hoy ni mañana.
Mis arrugas, mis miedos, mis quejas, mi amor por esa mujer y mis sueños caben en una mochila…
Cachabacha, mi mochila donde cabe todo lo que necesito para ir a buscar mi felicidad – Rumbeando por Ahí

Te gustó el post, te gusta el blog y te gustaría colaborar para que otros también lo conozcan!? Entonces, lo compartirías en las redes sociales en las que participás?  También me gustaría saber tu opinión, dejame un comentario!!!

Me sentiría halagado si te sumás con tu “ME GUSTA” en Facebook o me seguís en Twitter

Al final de la entrada podrás escribir tu correo electrónico para recibir por email las entradas cuando se publiquen

Muchas gracias por tu visita, te deseo buenos rumbos!!! 😀


Comentarios

  1. Brillante profe. Deliciosa lectura!!!

  2. Exelente!! Me senti tan identificada, como si yo misma lo hubiera escrito. Felicitaciones!!!

  3. Siempre me doy una vueltita por tus textos.
    Te dejo un abrazo.

  4. Algún día leeremos:
    “Prefiero la vida de viaje, donde los domingos y los días nublados no importan como tales, sino como otro día más en el viaje”
    en un libro de citas. Me lo apunto con el nimbre de su autor, por supuesto.
    Un saludo
    Carmen

    • Ay, ojalá! Sería lindo!!!
      Alguna vez financié mis viajes con poemas míos y un librito muy malo, jaja, también con poemas míos!
      Quién sabe algún día me decida a volver a publicar pero seguro será un libro de viajes!
      Te mando un abrazo y el deseo de que sigan los buenos rumbos!!!

  5. Un post genial!! Me ha gustado mucho.

  6. Bella reflexión… a trabajar para ser valientes y vivir sin miedo.

    Un abrazo

  7. Son palabras…. Es una preciosa reflexión…

    Gracias por compartirlo….

  8. Hola!
    Me ha encantado la reflexión de este post, me ha hecho pensar mucho y estoy totalmente de acuerdo con tus palabras.
    Quejarse es una válvula de escape de nuestra mente pero sin darnos cuenta nos refugiamos en eso, tanta queja nos crea, como bien dices, miedo que nos impide movernos y avanzar ya que no nos creemos capaces.
    Por cierto no conocía vuestra expresión “arrugarse” me la apunto!
    un besazo

    • Qué bueno Arien que te haya gustado y coincidamos!
      Este texto es uno de los que más me gustan, del que me siento muy orgulloso porque después de él, mi vida, diría tomó otros rumbos y eso ha sido genial!
      Te mando un abrazote!!!

  9. me ha gustado tu post y tu reflexión, la verdad es que esto de quejarnos lo llevamos en los genes, ojala lo hiciéramos menos y nos parasemos a observar lo que tenemos a nuestro alrededor

  10. HOla! Excelente reflexión. De más joven si me quejaba mucho; ahora todo lo contrario. Intento disfrutar de las pequeñas cosas.
    Creo que se abusa hoy en día demasíado de la queja; si llueve porque llueve, y si hace calor porque hace calor.
    ¡Exacto! Vamos a disfrutar de cualquier día de la semana ¡estamos vivos!

    • Será la edad lo que nos lleva a quejarnos menos!? No sé! Pero parece que en nuestro caso la edad nos ha ayudado a cambiar de postura!
      Ojalá otros, más jóvenes lo dejaran de hacer y actuaran más no!?
      Te mando un abrazo Yolanda y el agradecimiento por tus palabras!!!

  11. Me encantó leerte. La verdad que tus reflexiones habría que leerlas a diario. Yo también me quejo una barbaridad y soplo jajajaja bueno muchas gracias por compartir, intentare vivir más, más aún. Besos desde Granada, España. Muaaaas

  12. Muy bonito post. Hay personas que de todo se quejan y esto es un veneno para el amar. Es necesario aprender a darle el valor necesario a todo lo que tenemos. Me encanta esa actitud positiva que transmites.

    Saludos.

    • Gracias Alexandra!
      Es verdad, debemos aprender a dar valor a lo que realmente lo tiene y eso es lo que tenemos que muchas veces descuidamos por mirar lo del otro o lo que está en una vitrina por ejemplo!
      Te mando un abrazote!!!

  13. cuanta verdad, es un placer leerte y si vive, donde el domingo y el lunes son dias para vivir , genial , un saludo

  14. ¡Excelente reflexiòn!

    Una buena forma de motivarnos a hacer lo que queremos y no dejarnos llevar por el miedo!

    Un saludo~

  15. Muy buena reflexión! buena imagen nueva por cierto

  16. Qué interesante lo que escribes, me he identificado en muchas cosas… escribes muy bien. Y por cierto, los post sobre tus viajes… vaya envidia!!

    Gracias por pasarte por mi blog

    • Gracias por el halago Belén!
      Y con respecto a los viajes tu también podrías. Puedo yo que no soy millonario ni nada así que podrías también, sólo hay que desearlo! Cuando gustes te doy algunos truqitos!
      Abrazos!!!

  17. felicidades por el post profe, desde que te sigo tengo la firme certeza de que eres uno de esos que hace crecer a los demás. Al menos a mí me pasa un poco cada vez que te leo. Abrazos

    • Uf, Daniel! No será mucho che!
      Verdad que me siento halagado con tus palabras, qué “responsabilidad” Yo no sé si ayudo o hago crecer a otros pero si que es parte de mis propósitos en honor a la verdad! Yo suelo decir que a mí me ayudaron y ayudan mucho a ser quién soy y cómo quiero ser entonces por qué no intentar hacer lo mismo con buena onda y si como dices, “ayudo, o, incentivo” a alguien genial, qué más quiero!!!
      Te mando un abrazote y permitime volver a decirte gracias!!!

  18. Me ha encantado tu publicación y la forma como escribes me invita a reflexionar, sere tu seguidora fiel, publicaciones como estas, hacen mucha falta en el mundo del internet, saludosss

  19. Hola!! me ha encantado el post porque aparte de bien escrito tiene toda la razón. Cuanto más nos quejamos, más motivos encontramos para seguir quejándonos. Tendríamos que aprender a ver lo bueno (dentro de lo posible) de cada situación en vez de añadir las quejas a las cargas que llevamos todos los dias. Gracias por compartir tu reflexión. Besos!!

  20. Hola. Tienes mucha razón, muchas veces por el miedo dejamos de hacer cosas que queremos hacer pero a veces es muy difícil sobrellevar y vencer al miedo. Pero cómo dices, un día vamos a envejecer y nos podríamos arrepentir. Muy buen post. Me encantó. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>